El desarrollo de una aplicación interactiva (aplicación para móviles, web, etc.) consta de una serie de pasos a seguir si queremos realizar un buen trabajo.

  1. Análisis

    1. Objetivos de la aplicación
    2. Usuarios objetivos
    3. Requisitos técnicos
  2. Diseño

    1. Modelado del usuario
    2. Diseño conceptual
    3. Diseño de contenidos
    4. Arquitectura de la información
    5. Diseño visual
  3. Prototipo

    1. Baja fidelidad
    2. Alta fidelidad
  4. Evaluación de la usabilidad

    1. Con usuarios reales
    2. Sin usuarios reales

Una vez finalizados todos estos pasos, relizadas las rectificaciones necesarias según los resultados de las pruebas de usabilidad y aprobado por el cliente; pasariamos a la fase de producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.